Aportamos soluciones a nuestros clientes

Fundado en el año 2003, el Despacho THOMÁS DE CARRANZA ABOGADOS (TCAbogados) es un despacho independiente y multidisciplinar dedicado a la prestación de servicios de asesoramiento jurídico a empresas y particulares, con especial reconocimiento y especialización en los ámbitos de actuación en los que nuestros clientes se ven día a día implicados: derecho procesal, derecho societario, derecho administrativo-regulador, derecho inmobiliario, laboral, fiscal, penal-económico y compliance.

El Despacho tuvo su primera sede en Madrid, en la calle Monte Esquinza 26. Posteriormente, trasladó sus oficinas a la calle Sagasta 24, donde permaneció hasta finales del 2011. En el año 2012 el Despacho se unió a la firma Ventura Garcés & López Ibor, bajo la denominación Ventura Garcés, López-Ibor & Thomás de Carranza Abogados, unión que ha estado vigente hasta mediados de 2014.

Durante todos estos años, el Despacho ha seguido apostando por la calidad y el crecimiento a fin de seguir ofreciendo a sus clientes un servicio integral de máxima calidad y eficacia. Como resultado de esta progresión, el Despacho cuenta hoy con un sólido, cualificado y experimentado equipo de 20 profesionales en su oficina de Madrid y con una amplia red de abogados colaboradores situados en las principales plazas del territorio nacional (Barcelona, Valencia, Sevilla, Málaga, Cádiz, Huelva, Bilbao, Valladolid, Burgos, La Coruña, Oviedo, Tenerife, Palma de Mallorca, etc.). Asimismo, conscientes de las necesidades de algunos de nuestros clientes, TCAbogados ha alcanzado acuerdos de colaboración con despachos extranjeros de primer orden en aquéllos países donde nuestros clientes tienen intereses (este es el caso, por ejemplo, de China, Estados Unidos, Inglaterra, Méjico, Perú, Portugal, Rumanía, etc.). Las oficinas de TCAbogados se encuentran hoy en la Calle Montalbán 7, planta 1ª (28014 – Madrid).

Pasión, compromiso y valor añadido

Nuestras principales señas de identidad, las que nos distinguen de otros despachos, son la pasión por nuestro trabajo, nuestra total implicación en la eficaz defensa de los derechos e intereses de nuestros clientes y nuestro compromiso con la excelencia y la aportación de valor añadido. No se trata de dar simples respuestas, sino de encontrar en cada caso concreto las mejores soluciones para cada cliente. Nuestra implicación personal y nuestro compromiso inquebrantable con la eficaz defensa y satisfacción de los derechos e intereses de nuestros clientes son los valores que más nos caracterizan y nos enorgullecen.