Thomas de Carranza interviene en un amplio espectro de asuntos internacionales, reflejando el carácter internacional de nuestra clientela y nuestras capacidades de asesoramiento internacional.

Calidad y eficacia de los servicios y compromiso inquebrantable con la defensa y satisfacción de los derechos e intereses de los clientes son nuestros valores. En el plano internacional la firma mantiene estrechas relaciones con despachos en jurisdicciones clave, que comparten nuestros valores y con los que hemos trabajado coordinadamente en numerosos asuntos.

Thomas de Carranza interviene en un amplio espectro de asuntos internacionales ya sea en nombre de clientes extranjeros que invierten en España o asesorando a nuestra clientela española en su expansión internacional. Todo ello refleja en definitiva el carácter internacional de nuestra clientela y nuestras capacidades de asesoramiento internacional.

La firma mantiene una red de relaciones con despachos internacionales en prácticamente todas las plazas financieras y comerciales de importancia alrededor del mundo que nos permite, no sólo asesorar desde una perspectiva internacional, sino actuar localmente por medio de nuestras relaciones de confianza. Creemos en la buena química de las relaciones personales, fortalecidas por la experiencia y la colaboración profesional en asuntos y así hemos construido nuestra red de contactos internacional, sobre la base de la confianza, la probada experiencia local en cada jurisdicción y la relación personal.

Nuestros abogados no sólo hablan diferentes idiomas, también comprenden las diferencias culturales y las existentes entre los distintos sistemas legales, de esta manera y junto con nuestra experiencia internacional, podemos prestar un asesoramiento cercano y comprensible a nuestra clientela extranjera.